Skip to toolbar

Who am I? ¿Quien soy yo?

I’m Christine. I’m Australian but I live in Peru with my family. I was diagnosed with Parkinson’s Disease four years ago when I was 37 – it was a bit of a shock! My left hand shakes so people think I’m nervous. Parkinson’s has damaged my ability to walk and my foot drags. My left arm/ hand also doesn’t move as it should and it trembles. I need to do exercise regularly, which is time consuming, to keep my body from degrenating.

Sometimes I feel sad. This disease has got me too young – I’m only 41. I feel a sense of loss of what I can’t do. I hope I can be there for my children when I’m older and be full of energy and strength.

Sometimes I’m tempted to question why I have Parkinson’s but in the end it doesn’t really matter why but I do know that God has a purpose for me in this. I know that I can be an encouragement to others. I have shared my story with many and serve God despite the hardships of life.

On that note, I am a bible believing Christian. Obviously I understand not everyone has the same beliefs as me but I cannot express myself most honestly without occasional reference to this. So I hope you keep reading nonetheless knowing that no offence is intended if you disagree. It is just “my story”.

PS- I write in Spanish too, whenever I can, because I live in Peru and I feel there are few resources here in Spanish about Parkinson’s disease. I hope to advance people’s understanding of the disease where I live.  

¿Quien soy yo?

Hola, soy Christine. Soy australiana pero vivo en Perú con mi familia. Hace cuatro años me diagnosticaron la enfermedad de Parkinson cuando tenía 37 años. ¡Fue un shock!. Actualmente mi mano izquierda tiembla y la gente piensa que estoy nerviosa. El Parkinson ha dañado mi capacidad para caminar y arrastro un pie. Mi brazo y mano izquierda tampoco se mueven como debería.  Necesito hacer ejercicio frecuentemente, lo cual lleva mucho tiempo, para evitar que mi cuerpo sedeteriore más.

A veces me siento triste. Esta enfermedad me dio demasiado joven, sólo tengo 41 años. Siento la pérdida de lo que no puedo hacer. Espero que pueda estar allí para mis hijos cuando sea mayor y estarllena de energía y fuerza.

A veces me siento tentada a preguntar por qué tengo Parkinson, pero al final no importa el por qué, pero sí sé que Dios tiene un propósito para mí en esto. Sé que puedo animar a otros. He compartido mi historia con muchos y sirvo a Dios a pesar de las dificultades de la vida.

En ese sentido, soy un cristiano que cree en la Biblia. Obviamente, entiendo que no todos tienen las mismas creencias que yo, pero no puedo expresarme con la mayor honestidad sin mencionar mi fe. Así que espero que aun asi sigas leyendo, sabiendo que no se pretende ofender si no estás de acuerdo. Es solo “mi historia”.

Nota:  Escribo en español, siempre que puedo, porque vivo en Perú y creo que hay pocos recursos aquí en español sobre la enfermedad de Parkinson. Espero que la gente entienda mejor la enfermedad.

Banner Photo: Favi Béjar Fotografía